• “Quizá esté en la naturaleza de la amistad, en cuanto opuesta al amor, que la consideremos una continuidad que no hay que alimentar y de la que nos alejemos cuanto nos apetece, convencidos de que, al igual que el afecto de nuestra madre, estará allí para recibirnos en el momento en que regresemos. Pero, ay, no es lo que ocurre con la amistad, que a la postre se asemeja más al amor de lo que la mayoría de la gente admite.”

Embed:

Advertisement

Advertisement

Topics

Advertisement

Advertisement