• “Porque al final, eran esos los monstruos que se escondían agazapados en la oscuridad cuando crecíamos: las opciones que habías descartado a lo largo de la vida. Y madurar... madurar era tan solo cuestión de aprender a enfrentarse a ellas sin rencor ni arrepentimiento.”

Embed:

Advertisement

Advertisement

Topics

Advertisement

Advertisement