• “Imaginemos que una organización terrorista hace explotar un jumbo jet lleno de gente y todos mueren. Nadie dudaría en calificarlo como un acto detestable, pero ¿alguno de ustedes puede explicarme por qué cada año tienen que morir cuarenta millones de personas a causa del hambre y la desnutrición? Cuarenta millones son muchos; si los calculamos en relación a un jumbo jet, equivaldría a hacer estallar trescientos Boeing a diario durante todo un año. Muy bien, el punto es que hay suficiente alimento en el planeta para que todos puedan comer, sin embargo, cuarenta millonesmueren por no contar con medios para acceder a estos alimentos. Estos cuarenta millones mueren a consecuencia de lo que llamamos terrorismo legalizado, aceptado y consciente, cuyos autores son el gran capital, los cazadores de ganancias a corto plazo y los súper poderes políticos. La situación es tal, señores y señoritas, que el terror es practicado en dos niveles: el terror a menor escala es llevado a cabo por gente desesperada que no ve otra alternativa para cambiar el injusto sistema en que vivimos, mientras el terror a gran escala es ejecutado por caballeros muy amables y correctos de traje, portafolio y tarjeta de crédito. El terror practicado por la clase dominante contra los pobres, quienes son mayoría en el planeta, es el genocidio más grande que jamás se haya cometido. Esto no puede seguir hasta la eternidad; puedo decir, con toda seguridad, que no tardará en llegar el día en que la parte pobre del mundo haga uso de los mismos medios que ellos han padecido durante siglos. Pues bien, ahora salgan y piensen en lo siguiente: todos los días explotan trescientos jumbo jets alrededor del planeta. ¿Cómo podemos detener esta tragedia?”

Topics